Irán: Carta abierta a los expertos en derechos humanos de Naciones Unidas para que intervengan contra las ejecuciones de menores

17/05/2016
Carta abierta
en es fa

París-Ginebra, 17 de mayo de 2016
A la atención de:

• El Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos en la República Islámica de Irán, Sr. Ahmed Shaheed
• El Relator Especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Sr. Christof Heyns
• El Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, Sr. Juan Méndez
• Los miembros del Comité de los Derechos del Niño de la ONU
• Los miembros del Comité de Derechos Humanos de la ONU

Estimados señores y señoras:
Esta carta tiene por objeto solicitar su urgente intervención en el caso de Alireza Tajiki, que tenía 15 años en 2012 cuando fue arrestado por presunta violación y asesinato. El domingo 15 de mayo de 2016 estaba prevista su ejecución en la prisión Adelabad, en la ciudad de Shiraz, pero su abogada y algunas de las personas que le respaldan lograron impedirla temporalmente. Sin embargo, no queda claro durante cuánto tiempo ha sido aplazada esta ejecución, sobre todo porque el Código Penal Islámico de Irán otorga a los padres de las víctimas de asesinato la potestad de exigir la ejecución de la persona que presuntamente lo haya cometido.

La pena de muerte impuesta al Sr. Tajiki se basa principalmente en una "confesión" que se obtuvo mediante tortura tras una primera detención en la que permaneció incomunicado, aunque se retractó de esta "confesión" durante el juicio, aseguró que había sido torturado y proclamó su inocencia. Durante su detención y posterior juicio se negaron al Sr. Tajiki las garantías procesales así como el acceso a un abogado durante el período de investigación.

Después de un juicio que no cumplió las normas internacionales de imparcialidad y transparencia, fue condenado a muerte en abril de 2014. Una sección del Tribunal Supremo invalidó la condena, remitió el caso de nuevo al tribunal que había dictado la condena inicial por falta de pruebas y ordenó la realización de nuevas investigaciones. No obstante, el tribunal de primera instancia volvió a imponer la pena de muerte basándose en la "confesión" del acusado, sin hacer referencia alguna a otras pruebas y sin investigar las supuestas torturas. A pesar de esta flagrante falta de investigación, el Tribunal Supremo confirmó esta segunda condena a pena de muerte.

La Sra. Nasrin Sotoudeh, abogada de Alireza Tajiki, que ha solicitado un nuevo juicio, escribía en su página de Facebook: "En su caso hay numerosos aspectos ambiguos que generan muchas dudas sobre la condena. Lo peor de todo es que Alireza Tajiki tenía tan solo 15 años [en el momento en que produjo el delito del que se le acusa]."

Desde hace algunos años, la República Islámica de Irán es el país del mundo que más menores delincuentes ejecuta. La práctica habitual en Irán es encarcelar a los jóvenes supuestos delincuentes hasta que alcanzan los dieciocho años de edad para ejecutarlos entonces. Sin embargo, algunos acusados han sido ejecutados antes de alcanzar los dieciocho años.

Las organizaciones internacionales de derechos humanos han documentado ejecuciones de al menos 73 menores desde 2005, distribuidos como sigue: 4 en 2015, 13 en 2014, 8 en 2013, 4 en 2012 y 7 en 2011. El 19 de octubre de 2015, el Secretario General de la ONU manifestó su profunda tristeza por la ejecución, una semana antes en Irán, de dos menores delincuentes. Según el informe del secretario general al Consejo de Derechos Humanos de febrero de 2015, se informó de la existencia de al menos 160 menores delincuentes en el corredor de la muerte en diciembre de 2014. (A/HRC/28/26).

Recordamos que Irán es un Estado Parte de la Convención de los Derechos del Niño y les pedimos que:
• Soliciten a Irán la celebración de un nuevo juicio justo para Alireza Tajiki, sin que se recurra a la pena de muerte, así como la investigación exhaustiva de la denuncia de haber sido víctima de tortura;
• Insten a Irán a que anule toda condena a muerte contra menores y abra de nuevo las causas contra los que se encuentran en el corredor de la muerte, de conformidad con sus obligaciones en virtud de la legislación internacional de derechos humanos y de la Convención sobre los Derechos del Niño; y
• Pidan a los Países Miembros de la ONU, y en especial a aquellos que tienen lazos económicos y políticos con Irán, que utilicen su influencia para insistir en que Irán debe poner fin a las ejecuciones de menores.

Atentamente,

Karim Lahidji
Presidente de la FIDH

CC: Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Sr. Zeid Ra’ad Al Hussein

Leer más
lettreouverte