Azerbaiyán: Deporte por Derechos, cartas a Pharrell Williams, Enrique Iglesias y Chris Brown antes de su actuación en el Gran Premio Europeo de Fórmula Uno en Bakú

02/05/2016
Comunicado
en es

La Campaña Deporte por Derechos, de la que forma parte la FIDH, ha enviado cartas a los cantantes Pharrell Williams, Enrique Iglesias y Chris Brown antes de su actuación en el Gran Premio Europeo de Fórmula Uno en Bakú, que se pueden consultar en los ficheros PDF que se adjuntan.

Estimado Sr. Iglesias:

Nos dirigimos a usted como miembros de la campaña Deporte por Derechos, que trabaja para dar a conocer las violaciones en Azerbaiyán en el marco del Gran Premio Europeo de Fórmula Uno. Nos decepciona sobremanera su decisión de actuar en Bakú el 18 de junio en los eventos del Gran Premio Europeo, dada la gravedad de la situación de derechos humanos en el país. Le pedimos que defienda los derechos humanos en Azerbaiyán y cancele su actuación en Bakú.

Hemos observado su apoyo a causas solidarias, entre ellas Save the Children, que aboga por la promoción y la protección de los derechos humanos. Lamentablemente, la población de Azerbaiyán no ha visto respetados ni protegidos sus derechos humanos. Aunque recientemente se ha puesto en libertad a 16 prisioneros políticos, docenas de personas permanecen aún en las cárceles de Azerbaiyán, incluidos periodistas, blogueros, jóvenes activistas, políticos y seguidores religiosos, acusados únicamente de no estar de acuerdo con el Gobierno. A pesar del hecho de que no deberían haber pasado un solo día en la cárcel, los prisioneros puestos en libertad no han sido rehabilitados, continúan sometidos a restricciones judiciales que les impiden llevar a cabo su trabajo y proseguir con su vida, y algunos tienen prohibido viajar, lo que les impide incluso tener acceso a atención médica urgente. Además, la sociedad civil está tratando de trabajar en condiciones casi imposibles y algunas ONG se enfrentan a investigaciones criminales por motivos políticos. Los periodistas trabajan en un clima de temor, en un entorno en el que los medios de comunicación están dominados por el Estado, donde los ataques violentos –incluso asesinatos– contra las voces críticas se comenten con impunidad.

Entre los prisioneros políticos en Azerbaiyán está Khadija Ismayilova, una valiente periodista de investigación objeto de represión por exponer la corrupción de la élite dirigente a través de historias que continúan saliendo a la luz través de los papeles de Panamá. Otro periodista, Seymur Hezi, está en la cárcel por cargos falsos de vandalismo, después de años de presión contra él, tras haber sido raptado y torturado y haber recibido avisos para dejar de criticar al presidente de Azerbaiyán Ilham Aliyev. El líder de la oposición, Ilgar Mammadov, que trató de desafiar la presidencia de Aliyev en 2013, lleva encarcelado desde hace tres años y ha informado que ha sido torturado repetidamente. El joven activista Ilkin Rustemzade también ha permanecido encarcelado durante más de tres años e inicialmente fue detenido en conexión con un vídeo titulado "Harlem Shake", filmado en Bakú.

Al igual que ocurrió con motivo de prestigiosos eventos anteriores, las autoridades de Azerbaiyán están utilizando el Gran Premio Europeo para tratar de lavar su imagen y distraer la atención internacional de los abusos de los derechos humanos que están ocurriendo en el país. Independientemente de su intención, su actuación será utilizada como parte de esa cobertura, como propaganda para un Gobierno cada vez más autoritario. Una actuación en Azerbaiyán servirá para aumentar el sufrimiento de los prisioneros políticos en el país y el de muchas otras personas que han visto vulnerados sus derechos por el mismo Gobierno que se beneficiará del Gran Premio Europeo.

Sin embargo, está a tiempo de evitarlo. Le pedimos que cancele su actuación en Bakú y que hable públicamente condenando la represión de los derechos humanos en Azerbaiyán y pidiendo la liberación inmediata e incondicional de los prisioneros políticos. Llamamos su atención hacia las declaraciones realizadas por el cantante principal de U2, Bono en el escenario de Montreal en junio del año pasado, durante la noche de la ceremonia de apertura de los Juegos Europeos en Bakú. Bono citó por su nombre a seis prisioneros políticos de Azerbaiyán, mostró sus fotos en el escenario y lazó un mensaje al presidente Aliyev: "¡Si le pasa algo a uno de nuestros amigos, usted será el responsable!" Desde entonces han puesto en libertad a cinco de los prisioneros que nombró. Creemos que si usted toma cartas en el asunto y toma partido por los derechos humanos, tendría importantes repercusiones.

Le rogamos tenga compasión por estas valientes personas, encarceladas por decir la verdad y tratar de mejorar la situación en Azerbaiyán. Demuestre al mundo que le importan y que no pueden comprar su silencio.

Atentamente,

Rebecca Vincent, coordinadora, campaña de Deporte por Derechos
Mike Harris, director, 89up
Thomas Hughes, director ejecutivo, ARTICULO 19
Alice Klein, presidenta, Periodistas Canadienses por la Libertad de Expresión
Nina Ognianova, coordinadora del programa para Europa y Asia Central, Comité para la Protección de los Periodistas
Maran Turner, directora ejecutiva, Freedom Now
Danuta Przywara, presidenta de la Junta Directiva, Fundación Helsinki para los Derechos Humanos
Florian Irminger, jefa de incidencia política, Human Rights House Foundation
Melody Patry, miembro superior de la Oficina de Incidencia Política, Index on Censorship
Emin Huseynov, directora, Instituto para la Seguridad y Libertad de los Periodistas
Karim Lahidji, presidente, Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH)
Brigitte Dufour, directora, International Partnership for Human Rights
James Marriott, codirector, Plataforma
Petra Havlikova, coordinadora del proyecto "los Derechos de las mujeres son derechos humanos"
Programa. NESEHNUTI
Berit Lindeman, asesor superior, Comité Noruego de Helsinki
Karin Karlekar, director, programas sobre libertad de expresión, PEN América
Ivana Skalova, jefe del programa de Europa del Este, People in Need
Aleksandra Antonowicz-Cyglicka, jefa de programa, Acción para el Sur Global, Red Verde polaca
Gerald Staberock, secretario general, Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT)
Łukasz Biernacki, director general, You Aid Foundation

Leer más
communique