La lista de "países seguros" de la Unión Europea: una denegación del derecho al asilo

El 30 de mayo de 2016, la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos del Interior (LIBE) del Parlamento Europeo debatirá sobre las modificaciones sugeridas a la propuesta de reglamento realizada por la Comisión europea (EN) en septiembre de 2015 con el fin de elaborar un listado común a toda la UE de "países de origen seguro". Sin embargo, esta calificación implica que en los países de la lista en principio, las personas solicitantes de asilo no debería correr riesgo alguno y que en ellos se respeta el Estado de derecho.

La AEDH, EuroMed Rights y la FIDH advierten de los peligros de utilizar el concepto de la seguridad a la hora de tramitar las solicitudes de asilo (véase análisis). No podemos considerar ningún país como país "seguro". Si se aprueba este listado, tanto la Unión Europea (EU) como sus Estados miembros institucionalizarán a escala europea una práctica que permitirá que un Estado miembro pueda negarse a cumplir con sus responsabilidades hacia los solicitantes de asilo, en clara vulneración de sus obligaciones internacionales.

A día de hoy, 12 de los 28 Estados miembros disponen de listados nacionales de "países seguros", pero estas listas distan de ser homogéneas. El objetivo que persigue la propuesta de la Comisión resolver estar disparidades. Los siete países que se proponen como "seguros" son: Albania, Bosnia y Herzegovina, Macedonia, Kosovo, Montenegro, Serbia y Turquía.

La Comisión prevé utilizar los mismos criterios para garantizar la adopción de una lista común de "terceros países seguros" para permitir la devolución de solicitantes de asilo a aquellos países por los que hayan transitado antes su llegada a la Unión Europea y donde hubieran podido presentar su solicitud de asilo de manera "legítima".

En aras de racionalizar y armonizar el sistema europeo, la UE daría legitimidad institucional a un abuso de las solicitudes de asilo con el propósito de realizar un control migratorio. La utilización de concepto "seguro" tiene graves consecuencias para los derechos de los solicitantes de asilo: estudio acelerado de solicitudes, recursos sin efectos suspensivos, solicitudes que probablemente serán denegadas, si no se declaran inadmisibles, en el caso de "terceros países de origen", y devoluciones al país de origen. A pesar de estas cuestiones fundamentales y mientras muchas personas intentar lograr acceder a la protección internacional dentro de la UE, nuestras organizaciones lamentan que la sociedad civil no haya participado en el debate de esta propuesta en ningún momento.

La AEDH, EuroMed Rights y la FIDH se han negado siempre a utilizar el concepto de "país de origen seguro" en la aplicación del derecho de asilo. No se puede presuponer que ningún país sea seguro para toda la ciudadanía, a pesar de que la Comisión Europea los haya calificado así o de que el país se halle en una lista elaborada por determinados Estados miembros. Nuestras organizaciones exponen esta situación mediante hojas informativas por país o región (Albania, Bosnia y Herzegovina, Kosovo, Macedonia Montenegro y la región del Magreb). Nos oponemos a una noción que creemos es contraria al principio de no discriminación por motivos de nacionalidad, consagrado por el derecho internacional . Hacemos un llamamiento al Parlamento Europeo y al Consejo para que rechace la aprobación de este reglamento.

El 7 de junio de 2016 se celebrará en la sede de la Liga Francesa de los Derechos Humanos (LDH), en París, un evento abierto al público en el que la LDH, AEDH, EuroMed Rights y la FIDH informarán en detalle sobre las vulneraciones que de los derechos humanos que están ocurriendo en Turquía (publicaremos más información en la web durante los próximos días)

Lea nuestro análisis aquí (EN)

Leer más
dossier