Rusia: se exige la inmediata investigación de la detención ilegal, tortura y malos tratos a un reportero gráfico

13/12/2016
Comunicado
en es ru

(Bruselas-París-San Petersburgo) La FIDH y sus organizaciones miembros el Centro contra la Discriminación “Memorial” y Citizen´s Watch denuncian la detención ilegal y la tortura cometida en una comisaría contra el reportero gráfico David Frenkel, conocido por sus reportajes fotográficos sobre activistas de la sociedad civil en Rusia. Nuestras organizaciones vinculan su detención a la acción cívica en favor de las personas LGBTI que cubría el fotógrafo el día de su detención. Algunas de las personas que participaron en el piquete LGBTI fueron arrestadas al día siguiente y acusadas de infringir la normativa sobre reuniones públicas, en aplicación del artículo 20.5 del Código Administrativo de Rusia y están en espera de juicio.

El 11 de diciembre de 2016, tras fotografiar una acción cívica llevada a cabo por activistas en favor de los derechos LGBTI en Nevskii prospekt (San Petersburgo), David Frenkel fue atacado violentamente por miembros del xenófobo Movimiento Nacional de Liberación, de extrema derecha. Después de llamar a la policía para denunciar la agresión, el propio David Frenkel fue detenido, trasladado a la comisaría de policía nº 78 de San Petersburgo, interrogado sobre la acción civil pacífica LGBTI y sobre los activistas que participaban en ella y amenazado con un examen psiquiátrico por negarse a obedecer a la policía.

Tras la negativa de Frenkel a responder a preguntas que nada tenían que ver con la agresión sufrida y a obedecer otras exigencias ilegítimas, los agentes de policía llamaron a una ambulancia.
Al llegar, el personal médico, que se mostró agresivo, intentó primero quitar la documentación a Frenkel y sentarle en una silla fuera del ángulo de visión de la cámara de vigilancia. Un hombre que afirmaba ser médico comenzó a estrangular a David Frenkel mientras el personal sanitario le ataba las manos. David Frenkel fue acosado y humillado por el personal sanitario debido a su origen judío. El examen médico realizado ese mismo día tras su liberación documentó hematomas, arañazos y marcas en las muñecas y en el cuello. Varios miembros de la ONG Public Monitoring Committee de San Petersburgo tuvieron acceso a la grabación de vídeo de la comisaría, que demostraba la agresión realizada por el personal médico y la pasividad de los agentes de policía.

“La violencia contra David Frenkel es un claro ejemplo de la complicidad de la policía rusa en actos de tortura y los terribles abusos cometidos por el personal médico. Se deben investigar y evitar estos actos ilegales”

Dimitris Christopoulos, presidente de la FIDH

La FIDH y sus organizaciones miembros el Centro contra la Discriminación “Memorial” y Citizen´s Watch exigen una investigación inmediata e imparcial sobre el arresto y la detención del reportero gráfico David Frenkel, que incluya un análisis imparcial de la grabación de vídeo de la comisaría de policía. Los responsables deben comparecer ante la justicia, tanto los miembros del personal médico como los agentes de policía que no impidieron la tortura y los malos tratos ni brindaron protección al fotógrafo frente a los agresivos nacionalistas de extrema derecha.

De conformidad con la legislación rusa y el derecho internacional, la responsabilidad por el bienestar físico y psicológico del detenido recae en el Estado y sus representantes. En este caso, el Estado tiene la obligación de investigar los actos de tortura y malos tratos e impedir que este tipo de situaciones se repitan en el futuro.

Leer más
communique