HONDURAS: Continúa la matanza impune de defensoras de derechos humanos del COPINH

COPINH

Ginebra-Paris, 8 de julio de 2016 - El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos (OMCT-FIDH) condena firmemente el asesinato de la lideresa comunitaria, defensora e integrante del COPINH Lesbia Yaneth Urquía Urquía. A cuatro meses de la muerte de Berta Cáceres, este nuevo asesinato evidencia la falta de voluntad de las autoridades hondureñas para garantizar la protección de las personas defensoras de derechos humanos en el país, y hace aún más urgente la necesidad de instalar una Comisión independiente de investigación con participación de la CIDH para que estos crímenes no queden impunes y no se vuelvan a repetir.

El 6 de julio de 2016, el cuerpo de la defensora Lesbia Yaneth Urquía Urquía, integrante del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), fue hallado sin vida en el municipio de Marcala, en el departamento de La Paz. Ferviente opositora de la privatización de los ríos, desempeñaba su legitima labor de defensa de los recursos naturales y derechos indígenas en oposición a la construcción de la represa hidroeléctrica Aurora I en el municipio de San José, La Paz.

El asesinato de la defensora Lesbia Yaneth Urquía Urquía se produce a cuatro meses del asesinato de Berta Cáceres [1], emblemática defensora y lideresa de la comunidad indígena Lenca, también cofundadora y coordinadora del COPINH, así como del Sr. Nelson García, otro miembro activo de COPINH [2].

“Instamos nuevamente a las autoridades hondureñas a que tomen de manera inmediata todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad, la integridad física y psicológica del resto de las integrantes del COPINH, así como de todas las personas defensoras del derecho a la tierra que se oponen a los impactos negativos de los proyectos implementados por las empresas hidroeléctricas y extractoras en el país. Exhortamos también a la comunidad internacional a condenar este asesinato y adoptar todas las medidas necesarias para asegurar que el Estado hondureño cumpla con sus obligaciones de derechos humanos” declaró Gerald Staberock, Secretario General de la OMCT.

Este asesinato se produce en un contexto de impunidad de los crímenes perpetrados contra la Sra. Berta Cáceres y el Sr. Nelson García y de una absoluta falta de respuesta de las autoridades hondureñas a las demandas sobre la necesidad de instalar una Comisión independiente de investigación con participación de la Comisión Interamericana de Derechos Humano (CIDH) que acompañe la labor de la justicia hondureña para investigar, juzgar y sancionar a los culpables.

“Expresamos nuestra grave preocupación por la falta de voluntad de las autoridades hondureñas para garantizar la protección de las personas defensoras de derechos humanos en el país e investigar a los crímenes perpetrados en su contra, por lo cual es necesario conducir una investigación totalmente independiente, imparcial y transparente sobre el asesinato de Lesbia Yaneth, así como sobre los asesinatos de Berta Cáceres y Nelson García” declaró Karim Lahidji, Presidente de la FIDH.

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos es un programa creado en 1997 por la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y la FIDH y tiene por objetivo intervenir para prevenir o remediar situaciones concretas de represión contra los defensores y defensoras de los derechos humanos.

Leer más
communique