Irán: Nueva condena de prisión contra una defensora de los derechos humanos, una parodia de justicia

20/05/2016
Llamado urgente
en es fa

(París-Ginebra) El actual hostigamiento judicial contra la defensora de los derechos humanos Nargess Mohammadi, detenida arbitrariamente en Irán, debe cesar, y debe ser puesta en libertad de forma inmediata, afirmó el Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, un programa conjunto de la FIDH y de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT).

El pasado 18 de mayo, se notificó el nuevo fallo de la sala 15 del Tribunal Revolucionario de Teherán contra la señora Nargess Mohammadi, portavoz y vicepresidenta del Centro de Defensores de los Derechos Humanos (DHRC). En total fue condenada a 16 años, de los cuales, cinco por "reunión y connivencia para cometer delitos contra la seguridad nacional", uno por "difusión de propaganda contra el Estado" y diez por "crear y dirigir fundar el grupo ilegal LEGAM" [1]. En virtud del artículo 134 del Código Penal Islámico, si la condena es firme, la activista tendrá que cumplir la pena más larga, es decir, diez años de prisión. Nargess Mohammadi apelará esta nueva sentencia.

La activista había comenzado a cumplir una condena arbitraria a seis años de prisión el 12 de abril de 2012, pero fue liberada el 31 de julio del mismo año por razones médicas, ya que sufría de parálisis muscular y complicaciones pulmonares. A pesar de seguir padeciendo las mismas enfermedades, fue detenida de nuevo el 5 de mayo de 2015, supuestamente para que terminara de cumplir esa misma condena de seis años. Nargess Mohammadi ha sido objeto de un especial hostigamiento judicial, sobre todo desde la reunión que mantuvo en Teherán en marzo del 2014 con Catherine Ashton, la entonces Alta Representante de la Unión Europea, durante su visita al país. Este encuentro motivó la acusación de "difusión de propaganda contra el Estado" en el nuevo caso.

Nargess Mohammadi fue transferida a un hospital en octubre de 2015, tras haber sufrido varios ataques neurológicos. Allí fue sometida a vigilancia permanente y permaneció atada de pies y manos a su cama y tuvo convulsiones al menos en tres ocasiones.

La defensora de los derechos humanos ha sufrido un continuo hostigamiento judicial, tanto dentro como fuera de prisión, y lleva varios años recibiendo incesantes órdenes de comparecencia, interrogatorios y juiciosVer notas de prensa del Observatorio del:
5 de mayo de 2015, 10 de julio de 2015 y 19 de octubre de 2015. [2]

El Observatorio exige a las autoridades iranís que garanticen la integridad física y psicológica de la señora Mohammadi y piden su puesta en libertad inmediata e incondicional, ya que su detención es arbitraria y tiene como único objetivo castigarla por su compromiso con los derechos humanos. De forma más general, el Observatorio insta a las autoridades iranís a que terminen con todo hostigamiento, inclusive de tipo judicial, contra las defensoras y defensores de los derechos humanos en Irán.

Asimismo, el Observatorio insta a la Unión Europea y al Gobierno francés a que intervengan en nombre de Nargess Mohammadi, así como al Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre la detención arbitraria, que ha recibido una queja oficial en relación al caso de la señora Mohammadi, para que emita con urgencia una opinión sobre el mismo.

El Observatorio para la Protección de los Defensores de los Derechos Humanos(OBS) fue fundado en 1997 por la FIDH y la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT). El objetivo de este programa es intervenir para prevenir o para remediar las situaciones de represión de los defensores y defensoras de los derechos humanos.

Leer más
appelobs