Las Evaluaciones de Impacto en los Derechos Humanos impulsadas por la comunidad

24/06/2011
Comunicado
en es fr

Evaluaciones de impacto en los derechos humanos (EIDH) impulsadas por la comunidad

Las actividades de las empresas, tales como la inversión privada a gran escala y los proyectos de desarrollo, pueden tener consecuencias negativas para las comunidades locales.

La FIDH, junto con sus organizaciones miembros, documenta las repercusiones que tienen las actividades de las empresas, como los proyectos de inversiones, sobre los derechos humanos. Para ello, la FIDH promueve el uso de Evaluaciones de Impacto en los Derechos Humanos (EIDH) impulsadas porlas comunidades locales. Esta metodología otorga a las comunidades afectadas la titularidad del proceso de evaluación y documentación de las potenciales repercusiones de los proyectos de inversión.

Junto con otras organizaciones, la FIDH apoya el uso de Todo Derecho, una herramienta elaborada por Derechos y Democracia, disponible en línea. Esta herramienta guía paso a paso a las comunidades y las ONG en el proceso de medir el impacto real o potencial de un proyecto de inversión sobre los derechos humanos y facilita la redacción de un informe final, así como de recomendaciones que pueden servir como base para iniciar una negociación con los agentes públicos y privados implicados en el proyecto de inversión.

En marzo de 2010, Derechos y Democracia, Oxfam América y la FIDH patrocinaron de forma conjunta un evento que reunió a organizaciones de la sociedad civil con el objetivo de recopilar las mejores prácticas en la realización de evaluaciones de impacto en los derechos humanos utilizando la metodología Todo Derecho (lea el informe en inglés aquí).

Las EIDH impulsadas por la comunidad como herramienta de empoderamiento

Las evaluaciones de impacto en los derechos humanos son llevadas a cabo generalmente, por los gobiernos o las empresas. La FIDH cree en la importancia de las EIDH realizadas por las comundiades afectadas, ya que estas utilizan un enfoque ascendente (bottom-up), lo que contribuye al empoderamiento de las comunidades afectadas en la reivindicación de sus derechos y garantiza la rendición de cuentas. Este tipo de evaluaciones ayuda a expresar las preocupaciones de las personas y de las comunidades locales afectadas, poniendolas en igualdad de condiciones frente a los agentes públicos y privados implicados. Este ultimo aspecto es es de especial importancia en un contexto global en el que se está produciendo una progresiva disminución de los espacios de participación de la sociedad civil y un aumento de la criminalización de los defensores y defensoras de los derechos ligados a la tierra y el medio ambiente (consulte los informes anuales del Observatorio para la Protección de los Defensores de los Derechos Humanos aquí).

La FIDH y las EIDH impulsadas por la comunidad

En 2009, la FIDH llevó a cabo dos estudios de caso piloto para probar, con sus organizaciones miembros, la herramienta Todo Derecho.

En 2010, junto a su organización miembro CEDHU y en colaboración con Derechos y Democracia, la FIDH realizó un evaluación de impacto en los derechos humanos del primer proyecto minero a gran escala realizado en la Amazonía ecuatoriana (lea el informe aquí).

Impacto: El proceso de evaluación hizo posible que las comunidades afectadas se reunieran y establecieran un diálogo con todas las partes interesadas. En noviembre de 2012, tras la publicación del informe en 2011, el CDESC de las Naciones Unidas reiteró su preocupación por la ausencia de un proceso adecuado de consulta de los pueblos indígenas con el fin de obtener su consentimiento libre, previo e informado respecto a proyectos de desarrollo de los recursos naturales que les afecten (lea las Observaciones Finales del CDESC aquí). En julio de 2013 la FIDH, la CEDHU y Mining Watch presentaron una denuncia ante el Punto de Contacto Nacional de la OCDE (lea más aquí). En septiembre de 2014 el PNC anunció su decisión de desestimar el caso (lea más aquí).

En 2011, la FIDH, su organización miembro Justicia Global y la organización colaboradora Justiça nos Trilhos, llevaron a cabo una evaluación de impacto de las actividades de las empresas siderúrgicas sobre en los derechos humanos en Açailândia, Marañón, Brasil (lea el informe aquí).

Impacto: La evaluación contó con la implicación activa de las comunidades afectadas y apoyó la movilización de una de las comunidades en su demanda de reubicación (visite su página web aquí, en portugués). En enero de 2014, el ex Relator Especial de las Naciones Unidas para el derecho a una vivienda adecuada apoyó la propuesta de reasentamiento de Piquiá de Baixo y varios procedimientos especiales de las Naciones Unidas enviaron una carta al Gobierno de Brasil solicitando información sobre la supuesta contaminación y envenenamiento que se estaba produciéndo en Piquiá de Baixo (lea la cartaen inglés aquí).

La FIDH utiliza esta herramienta también en el marco de su labor de promoción de la participación de los titulares de los derechos y la realización de consultas significativas, que respeten el derecho al consentimiento libre, previo e informado (CLIP). La FIDH aboga ante la OCDE para que se consulte debidamente a las comunidades cuando se trata de proyectos de industrias extractivas, dotando así de contenido sustancial el concepto de "participación significativa de las partes interesadas",velando porque este esté inspirado en el derecho a la participación. Esta labor de promoción se sitúa en el contexto más amplio del trabajo de abogacía que lleva a cabo la FIDH respecto a la creciente presión sobre quienes defienden los derechos humanos, especialmente sobre los defensores y defensoras de los derechos ESC y sobre quienes denuncian los abusos cometidos por empresas.

Capacitación sobre evaluaciones de impacto en los derechos humanos por parte de las comunidades afectadas: cómo usar Todo Derecho

Con objeto de promover las evaluacionesde impacto en los derechos humanos impulsadas por las comunidades, la FIDH y Oxfam están llevando a cabo una serie de capacitaciones sobre la herramienta Todo Derecho, dirigidas a organizaciones de la sociedad civil y a organizaciones de apoyo parafavorecer el uso de esta herramienta a nivel local. Los ejercicios prácticos y los debates entre las personas participantes permiten intercambiar información sobre los riesgos, los desafíos y las mejores prácticas para llevar a cabo evaluaciones comunitarias de impacto en los derechos humanos y proporciona sugerencias a partir de las experiencias de evaluaciones anteriores. Las capacitaciones son muy participativas y resultan adecuadas para organizaciones que tengan previsto llevar a cabo evaluaciones comunitarias de impacto en los derechos humanos, así como aquellas que estén en realizándolas o las hayan realizado anteriormente.

Una de las capacitaciones se llevó a cabo uen Addis Abeba, Etiopía, durante el Foro Regional Africano sobre empresas y derechos humanos, celebrado entre el 16 y el 18 de septiembre de 2014 y otra capacitación el 29 de septiembre en Bogotá, Colombia, antes del Foro Popular de la Red Desc 2014. La última capacitación se llevó a cabo durante el tercer Foro sobre Empresas y Derechos Humanos del 4 de Diciembre de 2014.

Leer más
communique