El TPIY declara culpable a Radovan Karadzic del genocidio de Srebrenica y de crímenes internacionales perpetrados en Bosnia y Herzegovina

24/03/2016
Comunicado
en es fa fr

(París, La Haya) Hoy, la Sala de Primera Instancia número 3 del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) ha condenado a Radovan Karadzic a 40 años de cárcel por genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra perpetrados en Bosnia y Herzegovina entre 1992 y 1995.

"La condena de Radovan Karadzic supone una victoria para las víctimas de Bosnia y Herzegovina que han esperado más de veinte años a que el presidente de la República de Srpska compareciese ante la justicia. Esta decisión recuerda que ningún jefe de Estado puede escapar de la justicia internacional y contribuye a la reconstrucción de la antigua Yugoslavia."

Karim Lahidji, presidente de la FIDH

Radovan Karadzic, presidente de la República de Srpska durante la guerra de Bosnia y Herzegovina, ha sido condenado a 40 años de cárcel por diez de los once cargos de los que se le acusaba, entre ellos genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra. Asimismo, ha sido declarado culpable de la masacre de más de 8 000 hombres y niños musulmanes en la toma de Srebrenica en 1995, así como de crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra entre los que se encuentran persecución, exterminio, asesinato, deportación, traslado forzoso, terrorismo y otros crímenes contra la población civil de Bosnia y Herzegovina entre 1992 y 1995.

"El caso Karadzic es uno de los últimos de los que se encargará el TPIY que, pese no haber juzgado todavía a todos los criminales de guerra, cerrará sus puertas en un breve periodo de tiempo. Por ello, es importante que Bosnia y Herzegovina demuestre su compromiso con la aplicación efectiva de los juicios nacionales."

Karim Lahidji, presidente de la FIDH

Radovan Karadzic fue investigado por la TPIY por primera vez en 1995 junto con Ratko Mladic, tras lo que ambos huyeron de la justicia. Cuando se le arrestó en julio de 2008, era uno de los criminales de guerra más buscados. A Ratko Mladic, cuyo juicio se encuentra todavía en curso, no se le detuvo hasta mayo de 2011.

Leer más
communique